¿Qué es el networking y para qué sirve?

por | Oct 11, 2019 | Vinculación y networking

El éxito no radica en cuánta gente conoces, sino en la calidad de vínculos que se establecen. Fragmento tomado del libro Networking Estratégico

Los vínculos que generemos dentro de nuestro ámbito personal y profesional son claves para lograr objetivos individuales o colectivos, somos seres sociales y esa misma naturaleza nos orienta a estar conectados unos con otros. Por eso es importante rescatar una herramienta de vinculación que genera grandes resultados siempre y cuando tenga un enfoque estratégico: el networking.

Pero ¿Qué es el networking?

Es una herramienta profesional que se utiliza de forma cotidiana en el ámbito empresarial y laboral para aumentar nuestra red de contactos. Esta actividad abre la posibilidad a nuevas oportunidades de crecimiento profesional cuando estás emprendiendo un negocio o cuando ya tienes tu empresa. Incluso puede ser una herramienta indispensable en el ambiente laboral para encontrar nuevas oportunidades de trabajo.

Pero para que el networking sea una herramienta que genere resultados es indispensable que tenga una visión estratégica.

No solo se trata de ir a eventos como conferencias, foros, exposiciones o seminarios empresariales y llenarse de tarjetas de presentación, que solo se acumularán y terminarán arrumbadas. Debemos de esforzarnos un poco más y establecer objetivos previos que serán nuestras metas por cumplir.

Antes de poder mostrarte algunos consejos que puedes aplicar muy fácilmente, vamos a identificar un ciclo para entablar vínculos o relaciones. Primero, siempre es importante identificar un grupo clave y activo; este podrá ser una agrupación,

colectivo, asociación o eventos en general que atiendan temas de nuestra industria o giro que aporten a nuestro desarrollo, aunque también podemos abrirnos a la posibilidad de experimentar e interactuar con otros grupos afines para ampliar nuestro contexto e intercambio de conocimientos.

Una vez que identificamos nuestro grupo activo o grupos activos, siempre es importante proyectar una imagen fresca, seria y profesional. Proyectar una buena imagen de nuestra persona nos abrirá puertas.

Cuando estés en un vento siempre habrá la oportunidad de interactuar con alguien, trata de que cada minuto cuente y tu conversación tenga un propósito claro. Sé  breve y atiende los puntos principales que quieres conocer de la otra persona y que ella conozca también los temas que quieres dar a conocer. Aquí llegamos al momento de cerrar la conversación para después abordar en otro tiempo algo en particular, como una futura colaboración comercial, una alianza o una oportunidad laboral. Para esta etapa no olvides intercambiar tarjetas de presentación que serán de gran utilidad para poder dar seguimiento.

Ahora que ya tenemos conocimiento de este breve ciclo, analizaremos 6 consejos que puedes aplicar cada vez que asistas a un evento donde puedas hacer networking.

1. Sé estratégico.

El evento al que decidas asistir debe estar relacionado con la industria donde te desenvuelves, busques aprender más o generar una oportunidad de negocio.

2. Pierde el miedo a presentarte.

El networking es para interactuar y conocer a personas nuevas, ir a un evento y no interactuar con nadie puede ser una perdida de tiempo. Por esta razón es importante que te esfuerces para salir de tu zona de confort, puede que al principio sea difícil y te cueste trabajo, pero trata de expresarte con naturalidad y siempre brindar una sonrisa.

3. Crea tu elevador Pitch.

Eso es básicamente un breve discurso de presentación de tu trabajo, proyecto o empresa, donde debes trasmitir la esencia fundamental de tu negocio para generar interés, recuerda que no debe ser memorizado, solo ten presente las ideas centrales a comunicar y que lo puedas trasmitir con naturalidad.

4. Tarjetas de presentación ¡nunca las olvides!

Ten a la mano tus tarjetas de presentación, siempre existirá la oportunidad para que puedas intercambiarlas. Si no las llevas contigo porque se te olvidaron o acabaron, te recomiendo que guardes una en formato digital, sin duda te sacara de apuros si te encuentras en esta situación.

5. Aprende a escuchar.

No solo se trata de que tu hables y hables de tu empresa, o a que te dedicas de forma unilateral. Es importante que también aprendas a escuchar, las relaciones de negocios deben ser reciprocas, y también debes escuchar lo que la otra persona tiene que decir.

6. Crea y construye relaciones.

Como ya lo mencioné, esto no se trata de una carrera para ver cuantas tarjetas de presentación recolecto. El networking nos ayuda a generar conexiones de valor, debes identificar qué puedes aportar de la misma manera que la otra persona también lo haga. Las relaciones creadas hay que mantenerlas activas, ya que no sabemos cuándo pueden generar frutos, se trata de crear puentes y no quemar ningún cartucho.

Diego Romero

[ Idea MX ]
Presidente y Director General

Facebook