Historias de Bicicleta: Emprendiendo un viaje por todo Norteamérica.

por | Sep 17, 2019 | Notas relevantes

Historias de Bicicleta es la iniciativa que emprende Eduardo Mañana. Un joven mexicano con gran determinación por recorrer México, Estados Unidos y Canadá con su bicicleta y la expectativa de vivir nuevas aventuras.

Tijuana B.C. 16 de septiembre. Luis Eduardo Magaña Ruiz es un joven periodista de 25 años que llegó a Tijuana con el propósito de cruzar la frontera para seguir un recorrido de más de 16,000 kilómetros.

“Si te pones una meta día a día, o como yo lo veo, pedaleada a pedaleada las cosas pueden suceder”

En entrevista con Idea Mx nos compartió todo lo que esta experiencia conlleva. Una odisea que tuvo su origen en la Ciudad de México y al día de hoy suma 3 mil kilómetros. Reto que sin duda es reflejo de valentía, determinación y perseverancia. Nos motiva y anima a trazarnos metas grandes que pueden ser posibles mientras las trabajemos día a día… o pedaleada a pedaleada.

¿Cómo nace esta idea?

Eduardo Magaña, comenta que Historias de Bicicleta nace de la necesidad de emprender un proyecto propio de ciclismo y de periodismo enfocado en la documentación. Con más de 6 años de experiencia en medios como El Universal, Grupo Imagen, Vice y brevemente con El País, pondrá todo en un libro para compartir cada experiencia, aprendizaje y relato de este viaje.

“Es algo que quiero trasmitir a las personas a través de Historias de Bicicleta, que disfruten su día a día, porque eso es justo lo que me está pasando a mí, si yo no disfruto cada trayecto, cada kilómetro, no llegaré a ningún lado. Imagínate ir pedaleando con pesimismo o con la idea de que no quieres o no puedes. Algo tan sencillo como andar en bicicleta puedes trasladarlo hacia la manera en la que estás haciendo negocios, a tu trabajo, a tu escuela y a tu vida diaria.”

Su inquietud por emprender nuevas ideas, el trabajar sin limitaciones y una bicicleta detonaron en este viaje, comentó.

“Todo se acomodó para que dijera este es el momento para hacer la aventura de mi vida”

¿Quién te acompaña en este viaje?

50 kilos de equipaje que incluye refacciones de bicicleta, mis cámaras para documentar todo, mi cadena de seguridad, un poco de ropa y mi laptop.

¿Cuál es el recorrido de Historias de Bicicleta?

Desde que salí pensé que sería más fácil, aunque proyecté todo, distancias y lugares donde dormir, cada trayecto es diferente y cada recorrido en promedio es de 150 kilómetros.

Es un viaje que lo dividí en cuatro etapas. La primera etapa es México, que inicia en la CDMX y concluye en Tijuana. La segunda etapa va de Tijuana hasta Vancouver recorriendo toda la costa este de los Estados Unidos. La tercera etapa contempla cruzar cuatro ciudades de Canadá para bajar a Minneapolis, y de ahí hasta Nueva York y por último la cuarta etapa es recorrer la costa este de Estados Unidos hasta llegar a San Antonio Texas y concluir en la Ciudad de Monterrey.

¿Qué te ha enseñado Tijuana?

Me enseña la mega diversidad del país, creo que en Tijuana se centra este fenómeno de la diversidad social y cultural. Cómo tantas comunidades, tantas personas de distintos lugares pueden mezclarse y ser compatibles en una sola ciudad para sacarla adelante.

¿Qué obstáculos y experiencias te han marcado hasta este momento?

“Uno de los trayectos más complicados ha sido el de Mexicali a Tijuana, la Rumorosa logré pasarla en 3 horas con 40 minutos; los más difíciles de mi vida, pero cuando logré pasar este trayecto me sentí la persona más poderosa del universo”

El primer obstáculo es el mental, y creo que es la constante en este proyecto. El obstáculo mental es algo tan tangible como pedalear cientos y miles de kilómetros o algo intangible como la ansiedad o caer en depresión, salir a flote de estas dos circunstancias es el reto a vencer.

Otro obstáculo es el factor económico, el cómo hacer dinero. Hay dos formas en la que he solventado mis gastos en un viaje de esta magnitud. Con mis ahorros, pero también este proyecto ha sido una escuela para hacer dinero de una manera más práctica, involucrándome con la sociedad en cada una de las ciudades que visito, interactuando y alineándome a marcas que están emprendiendo nuevas ideas en esta era digital dentro la creación de contenido.

Y finalmente el reto físico, adaptar mi cuerpo a un cierto régimen. Es complicado, pero en cada descanso trato de estar físicamente activo; salgo a correr, salto la cuerda, tratando que mi físico sea cada vez más fuerte.

“En la carretera eso es lo que importa, permanecer fuerte”

Las personas me preguntan si tengo miedo, claro que tengo miedo, pero no puedo detenerme por eso, al final lo que estoy haciendo es mucho más grande que los miedos que puedo tener personalmente. Si esto que estoy haciendo puede trascender más allá de mi persona, para mí es un logro. Y saber que sirve para animar a más de una persona, tal vez hacer algo no tan descabellado como recorrer todo el país en bicicleta, pero sí que se anime a cambiar su rutina y forma de vivir para mí ya es algo ganado, concluyó.

Facebook